Recupera la belleza en tus manos

Ya han sufrido bastante. Regálales una sesión de rejuvenecimiento con estimuladores de colágeno después de este confinamiento. No te podrás creer el resultado.

Rejuvenecimiento de manos

El día está a punto de llegar. Ese que, de cara al futuro, se va a convertir en el primer día del resto de nuestras vidas. Confiesa, ¿cuántas veces has soñado despierta eligiendo tu destino?

Después de abrazar a los tuyos, seguro, y de deambular sin rumbo por tu ciudad, no se nos ocurre mejor plan que regalar a la piel todos esos mimos de los que la hemos privado durante estos dos meses. Los “nuevos” centros de estética incluyen gel higienizante nada más entrar en ellos, y profesionales “armados” con mascarillas, guantes, pantallas y gorro. Y además, serás la única clienta (o paciente, según el centro) o lo compartirás con alguna otra mujer siempre y cuando se pueda permitir las medidas de seguridad que la situación exige.

Después de terminar con tu rostro, las manos son las más necesitadas de cuidados, porque seguro que después de estos dos meses, no las reconoces. Por eso van a necesitar dos protocolos diferentes: uno, el primero, de estética, y un segundo de medicina estética para inducir su colágeno y que su delicada piel recupere toda su fuerza y textura “engordando” ópticamente. El primer paso será una higiene para liberarla de células muertas y recuperar su luminosidad; a continuación, una mascarilla con activos rehidratantes o nutritivos la pondrán en forma, así como peelings químicos con tratamientos complementarios de mesoterapia e inyecciones de vitaminas que regeneren la piel y la engrosen, para terminar con un masaje que las relaje y recupere la movilidad de hasta el último milímetro de músculo. Una vez con el resuello recuperado, ya están listas para recibir otro tipo de tratamientos más ambiciosos a base de estimuladores de colágeno que recuperen su fisonomía y carácter. Porque si a partir de cierta edad, en condiciones normales, la fina piel del dorso de las manos se va afinando al tiempo que las uñas y venas que las recorren amplían su grosor, imagina lo que habrán sufrido en estos dos meses con tal cantidad de lavados y jabones, que no siempre habrán podido ser exhaustivamente neutros. El mejor procedimiento demostrado es el estimulador de colágeno: con una cánula muy fina, se introduce en el dorso de las manos un estimulante de colágeno (policaprolactona) para que tu piel sea capaz de fabricar el suyo propio, lo que ocurre en dos meses. El procedimiento apenas dura 45 minutos en consulta, y el resultado, aproximadamente un año y medio. Apenas se nota dolor, aunque se puede tener un cierto edema en los días siguientes. Por eso, es importante no tomar antiinflamatorios durante los días anteriores al procedimiento.

Y después, en casa, tendrás que tener dos cosas muy en cuenta:

- Aplicar siempre protección solar y cosmética a base de ácido kójico, glicólico o extractos como el de emblica para prevenir las manchas características.

- Incorporar cremas a base de activos como el ácido hialurónico o humectantes como la urea.

¿El resultado? Unas manos claramente rejuvenecidas.

Descubre tu clínica más cercana

Ir al buscador de clínicas