¿Te apuntas a la tendencia foxy eyes?

Es la supertendencia de moda, los foxy eyes, o esa mirada rasgada típica de un zorro que podrás conseguir con maquillaje.

foxy eyes

¿Que por qué es la mirada más solicitada en los gabinetes de estética y los centros de maquillaje? Porque da un efecto de ojo rasgado y sexy que tiene un potente poder antiedad o lifting. Una tendencia que llegó, primero, de la mano de las modelos Bella Jadid y Kendall Jenner (como no podía ser de otra manera). Ahora, no hay tiktoker (protagonistas de esos vídeos divertidos de un minuto máximo de duración) de belleza en el mundo que no haya protagonizado un minitutorial foxy para conseguir unos foxy eyes con la ayuda del maquillaje.

Conseguir “la mirada del zorro” es muy fácil. Se trata de crear un inteligente juego de luces y sombras gracias a las sombras de ojos, el eyeliner y los utensilios para maquillar y peinar tus cejas. Allá vamos.

Dentro tutorial:

  1. Toma un cepillito especial para sombra (si es biselado y plano, mucho mejor), y traza a ras de las pestañas inferiores y superiores una línea con un tono ahumado pero que no sea muy oscuro. En ambos lugares, sigue religiosamente la línea de las pestañas.
  2. Alarga ambas líneas arriba y abajo hasta que ambas se encuentren.
  3. Con un tono más oscuro, como moka o marrón-gris, exactamente el tono que utilizarías para maquillar tus cejas, haz lo sigueinte: un milímetro antes de llegar al vértice exterior, separa el trazo de la línea de pestañas y lánzala como si fueras a llegar a la sien. Y haz lo mismo con la de abajo.
  4. Pinta con color negro lo que conocemos de toda la vida “la raya”, es decir, pasa el lápiz khöl por la línea de agua, en el párpado inferior y superior. Cierra los ojos y aprieta levemente para que el efecto quede homogéneo.
  5. Toma una sombra que esté entre el color del primero trazo (tostado) y el del segundo (moka o marrón) y maquilla la cuenca del ojo (lo que antes llamaban “la banana” los maquilladores profesionales, hasta juntarte en el vértice exterior con la segunda línea más oscura. Insiste con el tono más oscuro que encuentres en la zona del párpado móvil más cercana al vértice externo del ojo.
  6. Para ganar efecto de volumen, aplica una sombra clara en la zona más central y abultada del párpado móvil superior. Elige un tono beige, blanco y vainilla. Mejor que sea mate.
  7. Pon iluminador, en crema o en polvo, en dos lugares estratégicos: en el lagrimal, con un toque muy leve, y en el punto más alto de las cejas, pero en su zona inferior.
  8. Rellena las cejas con un lápiz de su color o, en todo caso, un tono más oscuro. Hazlo a trazos muy pequeños, en la dirección natural de crecimiento de los pelitos, y peina para difuminar, siempre hacia arriba y hacia el exterior.
  9. Maquilla las pestañas con una máscara que de volumen y las rice al mismo tiempo. Aplica una capa, primero, en todas las pestañas superiores por la zona de afuera. Da un toque muy leve en el centro de las pestañas inferiores. Aplica una segunda capa, esta vez por la zona interior de las pestañas superiores (la de toda la vida) haciendo un movimiento de vaivén a un lado y a otro junto a la raíz para separarlas bien. En la tercera pasada, aplica solo en las pestañas más cercanas al vértice, también por la parte interior.
  10. Para marcar el efecto, ilumina con polvos todo el centro de la frente y el entrecejo.