Hero image
After
Before
${item.title}${item.text}

Cuello firme con hilos tensores

Consejos para conseguir y recuperar la firmeza en el cuello

En la actualidad, son numerosísimas las técnicas disponibles para recuperar, e incluso lograr por primera vez, un cuello firme y bien definido que contribuya a dar una imagen armoniosa al rostro. Ultrasonidos, radiofrecuencia e hilos tensores, entre otros, son aliados valiosos en esta tarea.

El aspecto del cuello se ha convertido en una de las principales preocupaciones estéticas de hombres y mujeres mayores de 40 años. Para unos, el objetivo es deshacerse de la papada; para otros, disimular las arrugas y hasta revertir las cuerdas que dan el aspecto llamado “cuello de gallo”; para todos, que el cuello luzca firme y la piel tersa y saludable.

La papada es consecuencia de la acumulación de grasa bajo el mentón y no gusta porque hace desaparecer la línea mandibular y, con ella, la definición del óvalo facial en un entorno flácido. Además del paso del tiempo, pueden producir papada o doble mentón el sobrepeso, la constitución genética o las alteraciones hormonales, entre otras causas. La pérdida de peso suele contribuir a la disminución de la papada (si bien hay gente sin sobrepeso que la sufre), pero con frecuencia el cuello que aparece tras la simple merma de grasa submentoniana sigue siendo poco atractivo.

En el cuello, a veces a edad temprana, se marcan dos tipos de arrugas: horizontales, conocidas como anillos de Venus, que muchos achacan ya a los movimientos repetitivos de agachar y levantar la cabeza realizados para consultar el móvil; y verticales, atribuidas al efecto de ciertas posturas como dormir de lado y el exceso de exposición solar.

Con el envejecimiento se acentúan unas cuerdas verticales, las llamadas bandas platismales, reflejo del descolgamiento facial debido a la pérdida de elasticidad del músculo platisma. Ellas son las responsables del aspecto de cuello de gallo.

Cuidar el cuello al máximo

La piel del cuello es tan delicada o más que la del rostro, por eso no hay que olvidar cuidarla con el máximo esmero. La limpieza, la hidratación y la protección solar son las bases fundamentales de unas atenciones que deben incluir la prevención postural (para evitar arrugas verticales y horizontales) y ejercicios para fortalecer la musculatura facial, en especial el músculo platisma.

Confiar en los servicios de un especialista

De todo lo dicho se deduce que lograr un cuello esbelto y firme pasa por eliminar la papada cuando la hay, pero también por mejorar la elasticidad de la piel, estirar el músculo platisma, recolocar los tejidos descolgados...

Para reducir la papada mediante la eliminación de grasa, se utilizan técnicas tanto quirúrgicas como no invasivas: entre las primeras cabe citar la liposucción cervical y entre las segundas, la inyección de ácido deoxicólico, que a menudo se combina con masajes o ultrasonidos. Si la papada y la flacidez son moderadas, la inyección de sustancias drenantes, lipolíticas y reafirmantes propias de la mesoterapia puede ser una buena opción de tratamiento.

Para luchar contra la flacidez y mejorar la firmeza de la piel del cuello, técnicas como los ultrasonidos y la radiofrecuencia, que estimulan la producción de colágeno mediante el aporte de calor a las capas profundas, dan buenos resultados. Algunos profesionales combinan el láser o la radiofrecuencia con infiltraciones de ácido hialurónico.

Para lograr un cuello firme y bien definido, resultan muy útiles los hilos tensores de ácido poliláctico que, además de remodelar el área en la que se aplican, provocan la producción de colágeno y elastina. Los efectos de estos hilos reabsorbibles, que se colocan en una sesión de apenas media hora, se mantienen algo más de doce meses.

Por último, existen casos en los que se logra el cuello deseado al dibujar la línea mandibular proyectando el mentón mediante una mentoplastia.

En definitiva, dado el gran número de posibilidades de tratamientos estéticos para lograr un cuello firme, es importante ponerse en manos de un buen experto médico estético capaz de elegir y aplicarnos la técnica más acorde a nuestro cuello y nuestras expectativas.

Imágenes: Antes y después de la aplicación de hilos tensores en el cuello.

Encuentra la clínica más cercana

Encuentra los especialistas que realizan estos tratamientos

buscador de clinicas medicina estetica