Hero image
After
Before
${item.title}${item.text}

Las 10 leyendas urbanas de la medicina estética que no te debes creer

Desmentimos todo lo que te cuentan por ahí acerca de agujas e implantes

Aquí están. Son las más populares y, como cualquier fake new, están a la orden del día y funcionan en el imaginario colectivo por desconocimiento. Te contamos por qué son solo eso: mitos sin fundamento.

Te quedarán morros de pato

Solo con un material inadecuado, como la silicona, te quedaría una boca poco estética. Eso se quedó en los años ochenta; pero este material hace años que ha sido desterrado por la comunidad médico-estética. Ahora se utiliza el ácido hialurónico de baja o media densidad. Permite, desde hacer un simple perfilado de labios a darles mayor jugosidad sin aportar volumen, o con un poco de proyección, pero siempre con un resultado muy sutil. Y lo mejor es que es reabsorbible, ya que el ácido hialurónico es una sustancia presente de manera natural en el organismo y dura alrededor del un año.

La toxina botulínica te congela la expresión

En absoluto. Un buen profesional tratará de compensar las fuerzas de tracción de los músculos que la toxina botulínica paraliza. No solo se pincha este producto en un único punto como el entrecejo o las cejas. Un buen procedimiento llevará pequeños toques en toda la zona frontal.

El ácido hialurónico no dura


Sí dura. Exactamente entre 6 meses y año y medio, siempre dependiendo de la capacidad de absorción de cada organismo y del estilo de vida de la paciente: el alcohol, por ejemplo, un gran deshidratante, puede hacer que el efecto dure menos, o un tratamiento de radiofrecuencia a la vez o hasta 6 meses después. Sin embargo, contra lo que se podría pensar, el sol o el tabaco no le afectan tanto.

La liposucción es peligrosa

Es una cirugía segura aunque, como cualquier intervención, tiene sus riesgos. Por desgracia, en el inconsciente colectivo quedan las malas praxis, pero no se habla de las millones de liposucciones que se han tratado con éxito. El postoperatorio y los cuidados domiciliarios de la paciente también redundan en que se minimicen las complicaciones.

Te dejas una pasta en el médico estético

Un tratamiento global de ácido hilaurónico o unos hilos tensores con conos bidireccionales oscilan entre los 300 € y 600 €, lo que supone entre 25 € y 50 € al mes.

Te puedes poner toxina botulínica en el código de barras

Esta es una de las grandes polémicas de la toxina botulínica, porque su uso en España solo está aprobado en el tercio superior del rostro, pero hay médicos que la utilizan, por ejemplo, para la sonrisa gingival o para relajar las bandas verticales del platisma del cuello ya que actualmente hay suficientes estudios que avalan su seguridad. En el caso del código de barras concretamente no se utiliza, porque en ese caso se trata de rellenar o borrar las arrugas con Luz Pulsada Intensa, por ejemplo, y no paralizarlas.

Quedas irreconocible

Hoy por hoy, es muy difícil encontrar un medico estético que no busque la naturalidad porque, en este caso, el éxito y la pericia de un profesional se basa precisa y paradójicamente en que el resultado no lo note nadie. Que te digan “qué buena cara tienes” y no “qué te has hecho”.

No te puedes pinchar en el cuello

Sí está permitido, tal y como se explica en el supuesto 6. El ácido hialurónico ofrece excelentes resultados en el cuello. Cuando se desdibuja la mandíbula, en los laterales se empieza a notar la flacidez y se notan las bandas platismales, los hilos funcionan de maravilla. Se hace un punto de entrada en el músculo esternocleidomastoideo, y los demás a lo largo del músculo. Y los resultados son excelentes.

A partir de los 50 solo funciona la cirugía

No solo. Precisamente el avance de técnicas mínimamente invasivas que ofrece la medicina estética alargan o anulan definitivamente la necesidad de recurrir a la cirugía plástica. Lo ideal es empezar en la cuarentena con pequeños retoques y mantener en su sitio lo que de otro modo sucumbiría a la ley de la gravedad. Los hilos tensores con conos bidireccionales son una opción excelente.

Si estás morena no te puedes depilar

Depende del equipo que se utilice. Por ejemplo, el láser Soprano permite depilaciones en pieles bronceadas sin ningún riesgo. Es iun láser de tipo diodo y utiliza la tecnología SHR, que calienta gradualmente los folículos pilosos de la capa subdérmica de la piel en lugar de hacerlo mediante el pigmento del pelo.

Encuentra tu clínica más cercana

Ir al buscador de clínicas